Ciencia prehispánica

La visión del mundo que se conoce corresponde a un esfuerzo científico. Quizá sea afirmativa o negativa este supuesto, por el hecho de que la mente del ser humano tiende a moldearse a su realidad. Por qué decimos esto, bueno, en el post anterior dijimos que haríamos un esbozo histórico de la ciencia en México a través de los ojos de Ruy Pérez Tamayo y Elías Trabulse (ambos grandes divulgadores de la ciencia nacional). Por ello, hoy desentrañaremos la filosofía mexica, aunque esta sola temática nos llevaría un blog entero.

Primeramente, mucho antes de la llegada de los españoles a lo que hoy se conoce como México ya había filosofía (algo que algunos europeos consideran aberrante) la cual basaban “Los Antiguos Mexicanos” en la adopción de mitos divinos hacia la creación del ser humano.

Dichos relatos como el de Ometeotl y Ometecuhtli, el del sacrificio de Quetzalcoatl al llegar al Mictlan y al moler los huesos de los antiguos seres humanos, se desgarró su miembro y les dio vida, llamándose macehuales, los merecidos por la penitencia. (León-Portilla, p.20) También el mismo dios les dio el conocimiento y la habilidad de la agricultura a través del plantación del maíz.

Atribuían el surgimiento del sol al sacrificio de Nanahuatzin, al arrojarse éste al fuego creado en Teotihuacan; y el de Tecuciztecatl para la luna. Esta serie de mitos fueron las precursoras del conocimiento y de la filosofía imperante entre el pueblo mexica. Acordémonos que son los mexicas el pueblo dominante en el centro de Mesoamérica.

En el esplendor Azteca, el desarrollo de la filosofía Toltecayotl, que era la concepción Tolteca de la vida y la sabiduria a través de la localización de los mundos, (vida, muerte, luz, sol, nacimiento) y las subdivisiones que el mundo tiene a lo alto y a lo bajo (cielos de los dioses) no obstante la filosofía azteca permaneció discriminada por la “barbarie” de los pueblos “civilizados”.

Los mayas por su parte, también sostuvieron un desarrollo científico importante, al “descubrir” o identificar la existencia de la nada y el representarla con el símbolo del 0. Así también las grandes estructuras de observatorios permitieron la creación de un calendario sumamente preciso que hasta nuestros días ha maravillado a propios y extraños.

Entonces, en contraposición con nuestro comentario anterior… ¡Hay ciencia mexicana!

About these ads

Acerca de Hugo Santillán

Soy periodista independiente especializado en investigación y docencia en comunicación y ciencias sociales. Como periodista el fin último de mi preparación es dar a conocer las noticias de actualidad, por ello, en In-Scientia daremos una perspectiva de la función que tiene la ciencia para con la sociedad.
Esta entrada fue publicada en Ciencia Básica, Editorial y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ciencia prehispánica

  1. Pingback: Tweets that mention Ciencia prehispánica | Revista In-Scientia -- Topsy.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s