La migración no es tan bella como se aparenta

Si pudiésemos migrar hacia otra nación por cuestiones económicas, tal vez no encontraríamos la felicidad deseada, esto lo reveló una investigación de la Universidad de Leicester.

En esta investigación, lidereada por el Dr. en Sociología David Bartram, titulada “La migración económica y la felicidad: Comparación entre la felicidad de los Inmigrantes y Nativos y sus ingresos”, publicado recientemente en el portal de Social Indicators research.

Una de las hipótesis fue el reconocer si es que si las personas que tienden a movilizar sus sueños a países más ricos, son más felices. También, dentro de la investigación, se examinó si los migrantes económicos pueden elevar sus espectativas sobre lo que lograrán y las experiencias que recabarán en un país ajeno.

El Dr. Bartram dijo que “el estudio de la felicidad nos demuestra que esas personas, generalmente, no consiguen obtener una felicidad completa, a pesar de tener mayores ingresos, lo que sugiere que los migrantes pueden errar al pensar que estarán en mejores condiciones si se logran establecer en otro país”.

“Considero que las personas quienes eligen migrar hacia otro país son diferentes a comparación del resto de las personas, en esta visión; probablemente pudiera influir en sus pretentenciones económicas y más, en su felicidad. Entonces este estudio busca determinar si en general deberíamos ser pesimistas u optimistas sobre las consecuencias de la migración para los migrantes mismos”, comentó el dr. Bartram.

Cabe señalar que la investigación esta basada en un contexto europeo, más inglés que en países donde la migración implica un (modus vivendi) al considerar que las opciones del “otro lado” son de mejor calidad, por ejemplo: México, España, Francia, Italia, Corea del Sur, Argentina, entre muchos más.

“Los resultados sugieren que los migrantes económicos pueden experimentar desacuerdos. Esto implica que los migrantes consiguen más felicidad con elevados ingresos, en mayor medida que los nativos, no obstante las relaciones son bajas, inclusive para los migrantes. De hecho los trabajos para los migrantes son menos motivadores que los nativos”, mencionó Bartram. “Una razón probable es que ellos, los migrantes, esperan ser más felices por el hecho de conseguir mejores ingresos económicos que están presentes en los países más ricos”, explicó el Dr. Bartram al proporcionar más información respecto a las causas posibles.

La investigación analizó las respuestas de mil 400 personas que se encuentran en la base de datos de World Values Survey.

“El hecho es, que mucha gente alrededor del mundo no quieren migrar hacia un país más ‘sano’, como lo es el Reino Unido; probablemente ellos entienden que el dinero no es lo más importante, que sería un precio muy alto el dejar a la familia y a la comunidad”, puntualizó Bartram.

Aunado a este hecho, los migrantes se atienen a la discriminación social puesto que los nativos observan una “posible” invasión que quita los escasos empleos, pero esto (decía la nana Goya, es otra historia) lo relataremos con mayor detalle en un futuro.

Anuncios

Acerca de Hugo Santillán

Soy periodista independiente especializado en investigación y docencia en comunicación y ciencias sociales. Como periodista el fin último de mi preparación es dar a conocer las noticias de actualidad, por ello, en In-Scientia daremos una perspectiva de la función que tiene la ciencia para con la sociedad.
Esta entrada fue publicada en Ciencia Básica, Editorial y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s