El VIH se está volviendo más fuerte

En este mundo de constantes cambios parece ser que en la búsqueda de una cura para el Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirida (SIDA), pudiera no estar tan cercana, como lo han demostrado científicos de la universidad de Rutgers. Puesto que el fármaco utilizado AZT, que suministrado a pacientes con esta enfermedad, no es tan efectivo contra una variación del virus, según lo reporta un estudio publicado en la revista Nature Structural & Molecular Biology.

“Lo que hemos encontrado es que algunas mutaciones están actuando para promover una resistencia al fármaco”, explicó Eddy Arnold Profesor de Química y Química biológica, en la Universidad radicada en New Jersey, Estados Unidos. “De hecho bloquea la acción producida por el AZT, siendo el virus el principal actor en esta obra, usando ATP –Adenosin Trifosfáto, productor de energía dentro de la célula– el virus remueve el efecto del retroviral AZT”, comentó el también miembro del Centro Avanzado de Biotecnología y Medicina.

“Éste puede ser un avance en el entendimiento del comportamiento del virus, proveyendo información respecto a la eficacia en el uso de drogas terapéuticas”, agregó Arnold.

El retroviral AZT, que ha sido el más utilizado en el tratamiento para retener la acción del VIH y del Sídrome, ha demostrado su efectividad para que una madre no transmita la enfermedad a su hijo, durante el parto.

Aún, dice el reporte, los investigadores conocen cómo es que el virus crea defensas contra el fármaco, pero la manera en que el fármaco es detenido por la mutación y el proceso para defenderse, sigue siendo un misterio.

El antirretroviral AZT trabaja inhibiendo la acción enzimática que el VIH produce dentro de la célula para producir RNA –Ácido Ribonucleico–, dentro del ADN –Ácido Desoxirribonucleico– para replicarse a sí mismo. Desde hace más de 10 años, las investigaciones químicas han establecido la posibilidad de que el virus haya podido mutar para generar una defensa usando el Adenosin Trifosfato, para expulsar el AZT.

Arnold y sus colaboradores utilizaron rayos X cristalográficos para describir, en un nivel atómico, cómo es que la resistencia al AZT trabaja para utilizar el ATP y eliminar el AZT.

Ahora, una vez que que se ha hecho este descubrimiento, es probable que se replanteé la manera en actuar en contra de esta pandemia que el mundo sufre desde hace más de 25 años.

Con información de PhysORG.

Anuncios

Acerca de Hugo Santillán

Soy periodista independiente especializado en investigación y docencia en comunicación y ciencias sociales. Como periodista el fin último de mi preparación es dar a conocer las noticias de actualidad, por ello, en In-Scientia daremos una perspectiva de la función que tiene la ciencia para con la sociedad.
Esta entrada fue publicada en Ciencia Aplicada, Ciencia Básica, Ciencia del Consumo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s